ingeniosolutions

Hoy en día el Internet nos permite acercarnos de maneras extraordinarias, compartiendo información que a veces ni imaginamos. Cuando se aprende que puedes hacer gel para el cabello de forma casera, es cuando se dice formalmente: ya lo he visto todo.

De la misma manera en que se pueda presentar una situación en que necesites gel fijador para una fiesta o reunión social y no tengas, o lo consideras un elemento un tanto caro, o incluso, si no confías en la procedencia química del producto y marca (lo más factible), puedes tener siempre a la mano una receta que te ayude a mantener tus peinados fijos, con calidad profesional en todo caso.

Tipos

Hay ciertos tipos de gel que se pueden aplicar, y su preparación no es tan difícil o supone mayor inconveniente que el de encontrar los ingredientes. Con esto, se pueden reemplazar frascos caros de productos químicos que más que bien pueden hacerle daño al cuero cabelludo y al reforzamiento del pelo. Se suelen usar después de la ducha, cuando el cabello sigue húmedo.

Linaza

La linaza es el elemento que más estamos buscando para ello, pues puede producir una especie de gel que cumple con todas las funciones del industrial.

Primero, hierve un cuarto de taza de linaza en semillas en agua a fuego medio hasta que llegue el punto de ebullición. Una vez esté al tope del desborde, se bajará la llama, comenzando a revolver, pues la linaza empezará a desprender su gel.

Finalizado todo, solo se ha de colar las semillas y listo. La consistencia del gel dependerá del tipo de cabello que uses. Puedes dejar la mezcla un poco más líquida en caso de los rizos, y para cabello más rebelde, más espeso. Todo dependerá del tiempo que dejes calentando y revolviendo. Puedes agregar incluso esencias, brillos o vitamina E para tener un gel más completo, al gusto y preferencia de cada quién.

Ya al tener el gel colado, se guarda en un frasco dentro del refrigerador por unas cuantas semanas, hasta tener la propiedad considerada.

Gelatina

Con gelatina, el proceso es similar. Solo viertes una taza de agua caliente en un frasco de vidrio, después mezclas con una cucharadita de gelatina sin sabor (debe ser obligatoriamente sin sabor); perfumas todo a tu preferencia, puede ser con aceites naturales, personalizando el olor directo de una gran gama de selección. Revuelves. Tapas. Déjalo en el refrigerador y esperas de tres a cinco horas.

Este es incluso más fácil de crear que el de linaza, y se guarda de la misma manera. Para la consistencia, puedes variar en la cantidad de agua que se le eche.

Aloe

El aloe vera posee una infinidad de propiedades, y no nos debería sorprender cuando nos digan que como gel para el cabello también sirve. Para hacerlo, solo necesitamos el aloe y vainilla.

Usamos los cristales del aloe (aproximadamente seis cucharadas) y los colocamos en una licuadora, al batir, vierte vainilla líquida. Al tener la mezcla homogénea, viértela en un frasco, lo sellas muy bien y lo refrigeras. Puedes usarlo en tanto dure la vida útil del aloe (unas tres semanas), y para este gel en particular, se recomienda evitar los lugares calientes.

Adicional a la mezcla, puedes incorporar una cápsula de Vitamina E.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *