ingeniosolutions
ingeniosolutions

No hace falta que gastes grandes cantidades de dinero mensualmente para lograr que tus llantas luzcan como nuevas y brillantes.

En vez de eso, considera hacer tu propia fórmula de gel abrillantador de llantas con productos caseros.

Como ventajas cuando creas tu propio abrillantador de llantas, es que no respiras químicos que en realidad no quieres inhalar mientras trabajas en la belleza de tu carro, e igualmente terminarás con un automóvil que luce hermoso hasta en las llantas.

En este artículo, te mostraremos diversas formas para preparar varias “lociones” y geles abrillantadores de llantas con productos caseros, baratos y fáciles de hacer, que te darán unos resultados increíbles y nada envidiables a los productos comerciales.

1.- Gel abrillantador con aceite de bebé

Con esta simple receta, puedes hacer brillar no sólo tus llantas, sino también todo tu carro, ya que no hace daño para la goma de las llantas ni la pintura. Tan solo tienes que mezclar una taza de aceite de bebé, un tercio de taza de agua y unas cuantas gotas de jabón lavaplatos. Vierte la mezcla en una botella de spray limpia y luego rocíala sobre las llantas.

Puedes posteriormente secarlas con un trapo limpio, o puedes dejar que el aceite remoje la goma de las ruedas para mantenerlas flexibles. Puedes incluso utilizar esta fórmula para limpiar el tablero o la tapicería de cuero.

2.- Bórax y aceite de limón

Mezcla 2 cucharadas de detergente para platos con ¼ de hojuelas de bórax en una cubeta llena con 2 galones de agua caliente. Posteriormente, añade una cucharada de aceite de limón a la mezcla para facilitar la penetración en toda la grasa que se encuentre en las llantas y para humedecer y condicionar el caucho. Aplica esta mezcla en las llantas con una brocha, luego enjuágalas con agua limpia y sécalas con un paño limpio.

3.- Pulidor de piso

El aceite de limón en el pulidor de piso viene de maravilla cuando necesitas abrillantar los cauchos. Comienza limpiando las llantas completamente, removiendo productos abrillantadores anteriores y todo el polvo y la mugre que hayan adquirido de la carretera. Luego utiliza una esponja o trapo húmedo para aplicar el pulidor de piso; necesitarás aplicar varias capas, especialmente si es la primera vez que estás utilizando esta técnica. Las llantas se pondrán brillantes y negras sin sentirse grasientas. Además, el pulidor de piso protege las ruedas de adquirir tanto polvo del camino, haciendo mucho más fácil mantenerlas limpias.

4.- Aceite de ricino

Otra fórmula que te ayudará a mantener tus llantas en una condición excelente está basada en el aceite de ricino.

Comienza por limpiar las llantas con una solución de agua caliente y detergente lavaplatos. Luego de que las ruedas estén completamente secas, pásales una toalla con alcohol, para posteriormente aplicar el aceite de ricino con un pañuelo que no deje pelusas; restriega fuertemente el aceite por toda la rueda con movimientos circulares, incluyendo todos los canales.

El aceite de ricino, que tiene una sensación cerosa, ayudará a mantener el color original del caucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *